martes, 17 de junio de 2008

El misterio de la garrafa de agua

Después de la entrada deprimente anterior (hace una semana, hay que ver!!) y recuperada ya del bache, les informo de que sigo estudiando y debido a eso vivo en una espiral de monotonía con una fecha de caducidad todavía bastante lejana.

Pues dejando eso a un lado voy a contar una cosa que ha ocurrido en mi casa esta última semana.

Les hablo de..... El misterio de la garrafa de agua. (...muy misterioso sé que no suena...)
Pero dejen que les cuente la historia, porque tal vez no sea una de Agatha Christie pero al nivel de El club de la medianoche seguro que llega.

Resulta que en mi casa se bebe agua embotellada, porque la del grifo no es de mucha calidad, antes de salir por la llave solía ser salada y estar en el mar, así que imagínense.

Esta historia se remonta a la semana pasada, un día como otro cualquiera en el que hacía las mismas cosas de siempre, incluido ir a la cocina antes de salir para la biblioteca a rellenar la botella de agua (0.5L) con la garrafa (5L) para no morir deshidratada por el calentamiento de las neuronas. Pero ese día (tachánnn) gasté la garrafa rellenando la botella, hasta aquí todo normal, normal también que no fuera a la despensa a buscar otra garrafa.

Pero ese día la chica que viene a limpiar a mi casa venía. Sí, hay una chica que viene a limpiar dos veces en semana, a la que vamos a llamar Aída, por eso de empatizar con alguien ya conocido.

Pues a Aída le tocaba ese día, y aún no había llegado cuando yo me fui. A mi vuelta para comer, me percaté de una cosa (tachánnn) había una botellón nuevo, Aída lo había sacado de la despensa (bien por ella!).

Pero había otra cosa que había llamado mi atención (tachánnn), a esa garrafa recién estrenada le faltaba ya 1/4 de líquido. Si la botella es de 5 litros estamos hablando de un litro y un poco más. Me quedé medio extrañada y durante el almuerzo pregunté discretamente (Aída seguía en algún lugar de la casa) a mi familia por su ingesta de líquido ese día, ninguno había tomado agua desde su llegada, mi instinto me decía que aquí estaba pasando algo extraño...

Y empecé con las conjeturas; Aída beberá agua pero es mucha cantidad para cuatro horas, ¿que hace con esa agua? y también hice memoria; recordé que durante las semanas que mis padres estuvieron de viaje, casi 3, compramos dos garrafas y la víspera de su llegada casí no quedaba agua. Esto es extraño porque ni mi hermano ni yo somos de beber mucho, no seguimos la recomendación de los 2L al día y precisamente por eso dice la tele que estamos llenos de toxinas en nuestro interior pero somos felices a pesar de ello.
En aquel momento ese bajón de agua también me llamó la atención, debo tener algun gen de detective incrustado en el ADN, pero no le presté la mayor atención.

Hoy también ha venido Aída, y han ocurrido los mismos acontecimientos, aunque en esta ocasión la garrafa la gastó mi padre por la noche y él sí sacó la nueva de la despensa, si es que todo es ponerse.

Por esa razón hoy ha sido mi padre el que durante el almuerzo ha señalado el agua y ha dicho: la puse nueva anoche, y todos nos hemos quedado mirando la garrafa en silencio durante varios segundos mientras la pantalla se fundía en negro.

CONTINUARÁ
(siempre que encontremos la causa del litro y medio perdido)

9 comentarios:

supergarban dijo...

En cuanto pones la tele o lees un periódico queda patente que el agua es un bien muy preciado y sobre todo en los sitios de costa donde el agua del grifo, como bien dices, es casi salada, así que blanco es, la gallina lo pone o, mejor dicho, más claro que el agua.
Yo es que he visto varias temporadas de Monk :)

JOAKO dijo...

¡Este es un caso para, tachan, joako!
Ajustandome la pipa a mi carnosa boca y rascandome la cabeza con el dedo indice de la mano derecha abenturo una hipotesis (ya se sabe Tesis, antitesis, sintesis e hipotesis).
He de decirte que en ocasiones la maquina que dosifica el agua en los envases en las plantas embotelladoras fallan,el control de calidad es el responsable de retirar estos embases y que no lleguen al mercado, pero en ocasiones se les escapa algún embase, sobre todo si es una botella grande en donde es más difícil ver que falta agua al estar más bajo el nivel (estos embases son más anchos y se ve peor).Y por último, una advertencia a la economia familiar, ¿habeis calculado el precio del agua por litros en los diferentes embases?, es decir, aunque os parezca una aberración en ocasiones la garrafa de cinco litros no es el embase más barato litro a litro, fijate la proxima vez que vallas al mercado a por agua, calculalo y comprobaras que hay marcas que venden el litro más caro en garrafa que por ejemplo en embase de 2 litros o hasta de litro y medio.
Detectivescos abrazos.

JOAKO dijo...

aventuro con b, vurro!

JOAKO dijo...

envase con b ¡que me pasa hoy!

unjubilado dijo...

Sherlock Holmes a su servicio, antes de nada querría un vasito de agua, también para mi compañero unjubilado.
La garrafa estando abierta se evapora el líquido elemento, pero si está fresca con un chorrito de anís es deliciosa.
Comprueba que el anís sigue intacto.
Saludos

NeNe_WeNo dijo...

¿Un litro de agua en cuatro horas mucha cantidad para una familia y alguien que está trabajando?

Perdóneme, pero son poco más de cuatro vasitos... y en cuatro horas da tiempo a pasar mucha sed (y a mucha gente). Haciendo una simple regla de tres... toca a un vaso por hora (bebiendo una sola persona).

Dedique usted (por su bien) su capacidad intelectual a los menesteres que la deben ocupar en estos momentos y no a resolver misterios que, a todas luces, no son tales.

Saludos.

Nebulina dijo...

Aída tiene mucha sed. Va a ser eso. Buscaría otras explicaciones pero estudiar es loq ue tieen..que te deja sin ideas :(
Un beso!!

geminisdespechada dijo...

jajaja me parto con la entrada (sois felices incluso con toxinas?jajaja) y con los comentarios!!

yo creo que:

1.- un poquito se evapora - tú pones el tapón?

2.- un poquito se bebe aída (que ha dejado el alcohol como todos sabemos)

3.- un poco se cae cada vez que rellenas la botella... dí la verdad!! o pones un embudo?

me parto anyway xD

luispihormiguero dijo...

Se la ha bebido Aída, no lo dudo.